Sarcopenia o pérdida de musculatura en las personas mayores

Que el centro para mayores Centro Residencial Almudena ocupe las primeras posiciones entre las residencias geriátricas de Málaga, es debido, en gran medida, al cuidado de la salud que ofrecemos a las personas mayores, tanto desde el aspecto preventivo como desde la recuperación de lesiones o intervenciones quirúrgicas a las que hayan tenido que someterse.

Muchas de estas intervenciones, precisan de períodos de inmovilidad que, junto con la ya de por sí mermada actividad física de estas personas, derivan en una preocupante pérdida de masa muscular que únicamente se puede combatir con ejercicios físicos específicos. No se preocupe, vamos a abordar este tema más a fondo a continuación.

¿Qué es la sarcopenia?

Pocas personas saben que este término concebido por Irwin Rosenberg en 1989 hace referencia a la pérdida de potencia y masa muscular que se produce durante el envejecimiento, pérdida que afecta a todos los individuos, por muy activas que hayan llegado a su edad.

Por tanto, la finalidad es retrasar esta pérdida en la medida de lo posible e impedir que influya en el estado físico general.

Según las investigaciones realizadas con respecto a este asunto, la masa muscular empieza a reducirse de forma gradual sobre un 5%-8% cada 10 años a partir de los 30 años.

De todos modos, este proceso natural se acelera tras cumplir los 60, generándose mayores pérdidas de masa muscular y en menor período de tiempo (pero siempre condicionadas a la genética y nivel de independencia y movilidad de cada persona mayor).

Consecuencias de la sarcopenia

El principal problema es que aumenta el riesgo de fracturas y caídas, lo que provoca que muchas personas mayores acaben hospitalizadas, con la consecuente pérdida de masa muscular que implica el período de reposo y recuperación.

taller de psicomotricidad Málaga

Es más, las dificultades derivadas de una mala caída son actualmente la sexta causa de muerte entre las personas mayores, de ahí la trascendencia de cuidar los músculos que los sostienen.

Irremediablemente, la pérdida de masa muscular acostumbra a venir acompañada de un incremento del tejido adiposo, algo frecuente si hablamos de personas que cada vez queman menos calorías por la falta de movilidad.

Y como no puede ser de otra forma, el sedentarismo y el incremento de peso constituyen el escenario perfecto para que surjan otros problemas de salud como diabetes, obesidad o hipertensión, todos ellos graves en la tercera edad.

¿Cómo combatir la sarcopenia?

La unión de varios ejercicios físicos con una correcta alimentación constituye la mejor forma de prevenir la sarcopenia, pero algunos fármacos elaborados a partir de hormonas de crecimiento están consiguiendo también buenos resultados.

No obstante, no hay nada como la realización diaria de ejercicios físicos de resistencia, como los que efectuamos en nuestra residencia geriátrica de Málaga. Para cada persona mayor se prepara un programa personalizado sencillo de ejercicios, siempre controlados y vigilados por personal especializado. En nuestro taller de psicomotricidad, aseguramos que cada persona mayor se recupere de sus lesiones y no pierda la musculatura.

Y como hemos mencionado anteriormente, estas sesiones de ejercicio deben venir de la mano de una correcta ingesta de proteínas en la dieta, además de otros alimentos que aporten un extra de aminoácidos para reducir al máximo el riesgo de sarcopenia.

En la residencia Centro Residencial Almudena hemos apostado para que la atención nutricional, fisioterapéutica y médica vayan de la mano para lograr la mejor recuperación de los pacientes que hayan sufrido alguna enfermedad o hayan tenido que operarse, o simplemente retrasar el envejecimiento de los músculos.