*Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información
C
uando vengas a visitar nuestra residencia de ancianos en Málaga, todos los profesionales del centro se pondrán a su disposición para transmitirle toda la información que necesite.

Podrá comprobar también que el número total de empleados es acorde al número de residentes.

Esa visita puede servir también para conocer nuestras instalaciones: cocina, lavandería, pasillos, estancias…

Creemos en la transparencia de nuestra gestión y por ello todo lo que veas allí es el fiel reflejo del funcionamiento de Centro Residencial Almudena todos los días.

Cuando le enseñemos el edificio y veas a residentes y sus familias, no se corte y pregúnteles si están contentos con nuestros servicios.

La misión de la residencia de ancianos es que esta sea la casa de todos nuestros residentes, que se encuentren relajados, cómodos y confortados dentro de unas actividades y rutinas que se realizan en la organización.

De forma que lo tengamos todo estructurado, el horario de visitas son por las mañanas de 10:30hs a 12:30hs y por las tardes de 16:30hs a 18:30hs, estando excluidas las visitas durante los lunes por la mañana y los viernes todo el día.

En cualquier caso, con previo aviso, los residentes podrán salir y estar fuera del Centro con sus familiares o amigos, salvo que por órdenes médicas u organizativas no sea recomendable.

Nuestra residencia para ancianos de Málaga se compone del mejor grupo de profesionales multidisciplinares, poniendo a su entera disposición toda su larga experiencia en el sector de la geriatría.

Nosotros sabemos de la importancia de la atención humana y sanitaria para conseguir una estancia perfecta en nuestras instalaciones, con los avances tecnológicos más avanzados.

La residencia es un referente en cuanto a la calidad humana y trato personalizado que se le dedica a cada anciano, ofreciendo el cariño y cuidados profesionales tan necesarios en una residencia de geriatría. Cuando se trata de los mayores, solo podemos aspirar a la excelencia.

Nuestro personal que trabaja en Centro Residencial Almudena de Málaga

-             Enfermeras y Auxiliares de enfermería

Una de las funciones de las enfermeras del centro residencial es mejorar la calidad de vida del paciente por medio de tareas como la administración de los medicamentos o la higiene, todo ello con un trato individualizado.

-             Psicólogos

Nuestros psicólogos trabajan desde el inicio de su estancia para que la adaptación sea perfecta.

Se encargan de informar a los residentes y familiares de todo lo que necesiten, y apoyar la adaptación de las patologías más complicadas.

-             Médicos

Contamos con un equipo médico propio, con los mejores y más cualificados médicos para ofrecer una valoración integral de patologías y tratamientos a seguir.

-             Fisioterapeutas

Se encargan de recuperar u mantener las capacidades funcionales y motrices de nuestros residentes, consiguiendo una mejora notable en el nivel de dependencia que puedan tener.

-             Cocineros

En la residencia de ancianos Centro Residencial Almudena sabemos de la importancia de la dieta en la salud de los residentes, por ello contamos con una cocina profesional donde nuestros cocineros confeccionarán una dieta equilibrada adaptada a los gustos y necesidades de cada residente.

residencia ancianos Málaga

Valoración inicial de cada residente

Desde el inicio se ofrece una valoración inicial interdisciplinar para determinar si el residente sufra alguna patología o algún tipo de enfermedad como el Alzheimer u otras demencias.

Se prepara una hoja de ruta para ofrecer el mejor servicio sanitario y social, con el mejor equipo médico y el personal dedicado a la vida diaria, que ofrece experiencias terapéuticas y lúdicas atractivas para lograr en los residentes un adecuado envejecimiento activo.

Sobre todas las cosas, valoramos a cada usuario desde el corazón, porque vivir en una residencia de ancianos, ya sea en Málaga o cualquier otra parte, supone un cambio vital importante que hay que tutelar con el máximo cuidado posible.